Nuestro blog

La tendencia de las empresas a posicionar su sitio Web / SEO

Por Equipo Gerencial | 17 de Mayo 2009

Allá por el año 2003, cuando muchas compañías en nuestro país todavía veían sus sitios Web como un "mal necesario" (creo que aunque ya son pocos, esta opinión aún es compartida por algunos empresarios), pronunciar las siglas SEO u ofrecerle a un cliente el servicio de "posicionamiento orgánico" resultaba poco atractivo desde el punto de vista comercial, primero por la complejidad que de por sí existe en torno al tema, y segundo porque sonaba a otro "cuento" de los "informáticos" para justificar nuevas facturas para sus clientes. Si en algunos casos había que recitar todas las razones y los porqués de invertir en una página Web, pretender que el cliente invirtiera en esta actividad, significaba un esfuerzo que era más conveniente sustituir por otros servicios más tangibles. Por ejemplo, la posibilidad de administrar ciertos contenidos de la página, crear animaciones Flash o algunas otras características que en aquella época estaban a la órden en las solicitudes típicas de los clientes, resultaban tareas más adecuadas para la época, al menos para los clientes que tuvimos en aquel entonces.

Los amigos de la industria del Turismo y de las Bienes Raíces, por mencionar dos casos, venían trabajando en el mercadeo en Internet varios años atrás, y desde entonces conocían la verdadera importancia de esta práctica. Las compañías poderosas dedicadas a esas actividades, estaban ya acostumbradas a invertir cantidades considerables en mercadeo de buscadores, con retornos muy representativos, pero ese no era el caso de la gran mayoría.

La historia tenía que cambiar en algún momento. Las compañías que hicieron páginas Web pensando en cumplir con un requisito, muchas siguen y seguirán con sus brochures virtuales hasta que sus propios clientes les hagan ver la necesidad de cambiar su enfoque. Las empresas que inviertieron en sitios Web completos, esperando un retorno, han llegado poco a poco a preguntarse: Tengo el sitio Web que quiero, pero ¿y cómo hago ahora para que nuevos clientes lo visiten?

El servicio de posicionamento orgánico persigue como objetivo fundamental, que un sitio Web sea listado en los primeros lugares de la búsquedas cuando una persona utiliza un buscador como Google o Yahoo. Se dice que cerca del 71% de las visitas a un sitio Web vienen de esos resultados, lo cual sugiere lo atractivo que podría ser para una empresa estar en esas posiciones de privilegio, cuando algún potencial cliente busca usando determinadas palabras y frases clave. El funcionamiento del SEO (siglas en inglés de Search Engine Optimization) es apasionante, y las tareas típicas que se llevan a cabo para lograrlo son muchas y algunas un poco complejas, por eso serán abordadas en varios artículos que escribiremos posteriormente. Para todas aquellas personas que les interese conocer un poco más, trataremos de utilizar un lenguaje sencillo y claro, en artículos cortos que puedan hacer la lectura más liviana.

También hay muchos mitos alrededor del SEO, los más famosos y descabellados son el que aseguran algunos de poder garantizar la ubicación de su página en la primera posición al cabo de un determinado tiempo, cosa que el mismo Google aclara explícitamente que no se puede asegurar y mucho menos garantizar. También es famoso el que dice que se le puede "pagar a Google" para que ubique un sitio en determinada posición. Son tantos los mitos que dedicaremos otro artículo para explicarlos y aclararlos uno a uno, pero vale la pena hacerlo para evitar falsas expectativas o promesas sobre este tema.

Para los que ya conocen sobre este tema, en los próximos artículos estaremos produndizando con contenidos que tal vez todavía no conoce. Para los que no lo conocen, les invitamos a aprender sobre esta actividad, que será cada vez más determinante dentro las estrategias de mercadeo de las empresas, que según las estadísticas, se trasladan cada vez más a explotar los canales online...

Compartir

El equipo gerencial de Orbelink está comprometido con lograr la trascendencia en todos los niveles. El trabajo que hacemos debe trascender para que nuestro talento cambie positivamente la realidad de las empresas que atendemos, de las personas que trabajan en ellas y de los consumidores. Para eso, se requiere mucho más que trabajo de calidad. Los retos de nuestro día a día, deben propiciar el crecimiento de nuestros colaboradores, convertirlos en mejores personas, mejores profesionales. Sentirnos orgullosos de nuestro trabajo y del valor de nuestras capacidades. El crecimiento que añadimos a nuestros clientes debe hacernos crecer como empresa y así a nuestros colaboradores y socios. Eso solamente se logra con una serie de valores que perseguimos día a día. Ese ha sido y seguirá siendo el principal reto para el equipo gerencial.

Deje su comentario